Psicóloga clínica y social


Integradora social


Formadora de formadores

PsicoVan

Tu mano virtual en Diversidad Funcional

  
  

Estudio muy interesante:

Autores: Javier F. Moreno, Isabel R. Rodríguez, David Saldaña Sage, Antonio Aguilera

Localización: Revista Iberoamericana de Educación, ISSN-e 1681-5653, Vol. 40, Nº. 5, 2006

Resumen

Las actitudes hacia las personas con discapacidad por parte de los profesionales implicados, directa e indirectamente, en su atención es un factor primordial en el proceso de integración de estas personas. Sin embargo, no es usual tener en cuenta las actitudes hacia la discapacidad en el diseño curricular destinado a estudiantes universitarios que serán, en poco tiempo, los profesionales encargados de satisfacer las necesidades asistenciales de esta población. En este contexto, el presente trabajo pretende aportar datos empíricos sobre las actitudes ante la discapacidad en el alumnado universitario matriculado en materias relacionadas, en sus contenidos, con la asistencia directa a este colectivo. Para ello, se ha aplicado, y analizado los datos, de una escala específica a una muestra de 498 estudiantes de la Universidad de Sevilla (España). Los resultados muestran que la actitud hacia las personas discapacitadas es globalmente positiva y que factores como poseer experiencia en el contacto con ellas favorece aún más este extremo. Por el contrario, variables como el género, el tipo de titulación o la frecuencia o razón del contacto, no parecen que influyan en la actitud hacia la discapacidad. Por último, también se analizan las relaciones que guardan estas variables entre sí y las repercusiones para la práctica educativa que se derivan de éstas.

El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está desarrollando, en colaboración con Aspace Cantabria, un nuevo dispositivo que traduce en un ordenador los movimientos de la cabeza de personas con parálisis cerebral y los traslada a la silla de ruedas para facilitar su movilidad .
Este nuevo dispositivo, presentado en la sede de Aspace Cantabria en Santander, es una pequeña pastilla, del tamaño de una "caja de cerillas", que se sujeta a la cabeza de la persona con parálisis cerebral de forma "no invasiva" y discrimina los movimientos voluntarios de los involuntarios.
Dotado, entre otros elementos, de un acelerómetro que mide la velocidad de esos movimientos para diferenciarlos, la pastilla los filtra y los traduce a un ordenador que los interpreta para dirigir la silla de ruedas en la dirección que el usuario quiere ir, con lo que se facilita su movilidad .
El proyecto 'Ivanpace', financiado por Caja Cantabria con 120.000 euros, ha sido dado a conocer por Rafael Raya, uno de los científicos del CSIC que ha participado en su desarrollo, y el director de Aspace Cantabria , Antonio Ruiz, con motivo de una jornada de trabajo.
Su presentación ha corrido a cargo del presidente de Aspace Cantabria , José Manuel Cruz; el profesor de investigación del Grupo de Bioingeniería del CSIC Ramón Ceres; la directora general del Servicio Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Isabel Urrutia, y el presidente de la Obra Social de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga.
En el acto, celebrado antes de una jornada de trabajo para evaluar los resultados del proyecto, Raya ha explicado que el dispositivo atiende a los distintos niveles de parálisis cerebral.
Así, cuenta desde un nivel básico hasta el más complejo en el que el usuario tiene un "control total" sobre los movimientos del vehículo.
Además, el investigador del CSIC ha indicado que, en el caso de niños, su acceso a este dispositivo facilita la autonomía y contribuye a la maduración.
Por su parte, el director de Aspace Cantabria , Antonio Ruiz, ha destacado que, aunque el dispositivo está en una fase "experimental", de momento ha puesto de manifiesto que algunos movimientos involuntarios de las personas con parálisis cerebral "enmascaran" otros voluntarios.
Finalmente, el profesor de investigación del Grupo de Bioingeniería del CSIC Ramón Ceres ha destacado que "Ivanpace" es un proyecto "absolutamente pionero", que se ha situado "en punta a nivel mundial".
Aunque ha reconocido que existen dispositivos similares, Ceres ha recalcado que, en este caso, se trata de un "salto importante" al discriminar los movimientos voluntarios de los involuntarios, a la vez que ha apuntado la posibilidad de combinarlo con otros sistemas ya desarrollados.
 

En los últimos años internet se ha manifestado como un recurso de comunicación que puede mejorar las relaciones personales de sus usuarios. Este es el caso de multitud de jóvenes con discapacidad. Sin embargo, paradójicamente, existen datos que indican que uno de los efectos perjudiciales es el aislamiento social.

En el trabajo  que adjunto se compara la opinión que tienen los jóvenes con discapacidad sobre las relaciones que mantienen a través de las redes, sí como su percepción sobre los efectos negativos del uso y abuso de la red. Participaron 72 jóvenes que contestaron un cuestionario online creado para tal fin. Los resultados muestran una relación inversa entre la motivación en la utilización de este recurso y la percepción sobre los efectos adversos de su uso. Ello sugiere la importancia que tienen para los jóvenes con discapacidad las redes sociales de internet en sus relaciones sociales.

Autor:             Suriá Martínez, Raquel

registro: http://hdl.handle.net/10401/5442

 

Ficheros en este registro:

Fichero

Descripción

Tamaño

Formato

29m1conf2 54580.pdf

 

220,19 kB

Adobe PDF

Visualizar/Abrir

 

Autores: María Tamara Polo Sánchez, María Dolores López Justicia

Localización: Apuntes de Psicología, ISSN 0213-3334, Vol. 25, Nº. 1, 2007 , págs. 79-86

Resumen:

Se investiga la influencia ejercida por las relaciones interpersonales, tales como las que se generan en el medio familiar, en el estudiante universitario. El ámbito de aplicación se circunscribe a un sector de la población universitaria granadina con discapacidad física y/o sensorial, integrado por 29 estudiantes, de edad superior a los 24 años, residentes en Granada capital. Se empleó una escala que reveló en el apartado de las relaciones interpersonales la existencia de un entorno familiar de marcado carácter protector, aunque al mismo tiempo ciertamente motivador. Los datos ampliamente coincidentes con los escasos trabajos realizados por otros autores, sugieren la necesidad de plantear nuevos estudios cuya línea central se articule en torno a este eje, pues la familia se convierte en el más eficaz estímulo psicológico y didáctico de las personas con discapacidad a lo largo de su desarrollo.

Texto completo (pdf)

 

Mover objetos con la mente. Un sueño del hombre y una necesidad para quienes sufren parálisis. Ya existen muchos ensayos y experimentos; de entre todos ellos, uno realizado en EE UU ha servido ahora para que una mujer paralítica haya sido capaz de alcanzar y tomarse una bebida por su cuenta, dirigiendo un brazo robótico mediante el uso de sus pensamientos.

La sonrisa en su rostro era notablePara la mujer que participaba en el estudio, esta fue la primera vez, desde su accidente cerebrovascular, que pudo tomar una bebida sin la ayuda de un cuidador. "La sonrisa en su rostro era notable", afirma el principal investigador del estudio, Leigh Hochberg, profesor de Ingeniería en la Universidad Brown (EE UU) y neurólogo del Hospital General de Massachusetts.

El estudio, financiado en parte por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, está evaluando la seguridad y viabilidad de un dispositivo de investigación, llamado Sistema de Interfaz Neuronal BrainGate (un tipo de interfaz cerebro-ordenador) diseñada para poner a la robótica y otras tecnologías de asistencia bajo el control del cerebro.

Aprendieron a utilizar el sistema para agarrar objetos con un brazo robóticoEl trabajo, publicado en Nature, ha descrito cómo dos individuos con parálisis debido a un accidente cerebrovascular, aprendieron a utilizar el sistema BrainGate para alcanzar y agarrar objetos con un brazo robótico. En el ensayo, los participantes aprendieron a realizar tareas complejas con un brazo robótico, imaginando los movimientos de los brazos y las manos.

En una de las tareas, se montaron varios objetos de espuma, en palancas, sobre una mesa, y fueron programados para aparecer de uno e uno, en diferentes posiciones y alturas. Los participantes tenían menos de 30 segundos para atrapar cada objeto. Un participante fue capaz de atrapar objetos un 62% de las veces y, el otro, un 46%.

El estudio pone de relieve el potencial de uso, a largo plazo, y la durabilidad, del sistema, parte del cual se implanta en el cerebro para captar las señales que subyacen el movimiento intencional.

Un sensor de silicio integrado en el cerebro

El sistema BrainGate consta de un sensor para monitorear las señales del cerebro, y de un software y un hardware que convierten estas señales en comandos digitales para dispositivos externos. El sensor es un pequeño cuadrado de silicio, que contiene 100 electrodos, delgados como un cabello, que pueden registrar la actividad de pequeños grupos de células cerebrales (se implanta en la corteza motora, una parte del cerebro que dirige el movimiento).

El objetivo final es el de ayudar a las personas con parálisis a volver a conectar el cerebro a los miembros paralizados, en vez de a robots, según afirman los investigadores. En el futuro, el sistema BrainGate podría ser usado para controlar la estimulación eléctrica funcional del dispositivo, ofreciendo un estímulo eléctrico a los músculos paralizados.

 

Noticia extraida de 20monutos

Facebook