Psicóloga clínica y social

Integradora social

Formadora de formadores

Tecnopedagoga

PsicoVan

Tu mano virtual Diversidad Funcional

  
  

¿Sabías que muchas personas con parálisis cerebral tienen estrabismo?

¿Pero qué es?

El estrabismo es una desviación visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Un ojo puede mirar hacia delante, mientras que el otro se vuelve hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. Este giro del ojo puede ser constante o intermitente (puede ir y venir).

 

En general existen tres tipos de estrabismo:
  • Estrabismo convergente: los ojos se desvían hacia adentro
  • Estrabismo divergente: los ojos se desvían hacia afuera
  • Estrabismo vertical: los ojos se desvían verticalmente
Los tipos de estrabismo incluyen:
  • esotropia o endotropia, o estrabismo convergente (desviación hacia la región nasal).
  • exotropia, o estrabismo divergente (desviación hacia temporal).
  • hipertropia e hipotropia, desviación vertical de un ojo con respecto al otro, siempre se suele hacer referencia al ojo que presenta hipertropia (desviación hacia arriba)

Esta desviación ocular provoca que la visión de cada ojo vaya para un lugar diferente y carezcan por ello de parte de la profundidad de campo que el resto. Ello hace que no vean bien las tres dimensiones. Por ello, obviamente al ir a ver una película de estas características no disfrutarán de esa dimensión extra, por lo que verán prácticamente lo mismo si la ven en 2D o en 3D.

La diferencia yace en que, mientras una persona sin esta divergencia ve de manera binocular (la visión binocular es el tipo de visión en que los dos ojos se utilizan conjuntamente), las persona con estrabismo suelen tener visión doble debido a que sus cerebros ya han aprendido a recibir las imágenes de ambos ojos y no puede ignorar la imagen del ojo desviado.

¿Qué puede producir estrabismo?

Las causas del estrabismo más frecuentes son: el desequilibrio de los músculos que controlan los movimientos oculares y algunas alteraciones de la refracción, como la hipermetropía.

Otras causas son: enfermedades oculares (del nervio óptico, de la retina o del cristalino), enfermedades sistémicas que puedan tener repercusión en los ojos (alteraciones del tiroides, miastenia gravis, accidentes cerebrovasculares o tumores) o traumatismos que hayan dañado el cráneo o la órbita.

Es por ello que un gran número de niños con parálisis cerebral tiene estrabismo, donde los ojos están desalineados debido a diferencias entre los músculos oculares derechos e izquierdos. En un adulto, el estrabismo causa visión doble. En los niños, el cerebro se adapta a la afección ignorando las señales de uno de los ojos desalineados. Si no se trata, esto puede llevar a mala visión en un ojo y puede interferir con la capacidad de juzgar la distancia. En algunos casos, los médicos recomendarán la cirugía para realinear los músculos.

 

Webgrafia: Wikipadia, ojosano.

Facebook