Psicóloga clínica y social

Integradora social

Formadora de formadores

Tecnopedagoga

PsicoVan

Tu mano virtual Diversidad Funcional

  
  

Como hemos observado en el artículo de investigación "La adicción a las redes sociales online y discapacidad", las redes sociales online representan una vía de escape para las personas con discapacidad, sobretodo para aquellas que nos es difícil salir de casa.

ilustracciónEsta nueva manera de comunicarse facilita, en gran parte, nuestra socialización. Conllevando unos beneficios reguladores en el estado de ánimo, puesto que representa un ejercicio de interacción y comparte inquietudes quizás difíciles de exteriorizar en la vida real.

Pero al mismo tiempo, como se describe en el estudio, el exceso de la utilización de estas nuevas herramientas puede conllevar inconvenientes en la personalidad y en la calidad de vida de las personas con diversidad funcional como la introversión respecto al núcleo familiar, la disminución de motivación por realizar actividades fuera del ámbito virtual o, incluso, puede llevar al aislamiento de la persona por lo que no sea comunicación virtual.

Para evitar que los beneficios de las nuevas comunicaciones se conviertan en inconvenientes para la salud, afectando en algunos casos al cambio de personalidad o de conducta patológica, debemos tener en cuenta una serie de pautas que, a mi modo de ver, serán favorables para prevenir el exceso de este tipo de actividad:

  • Permanecer en un entorno luminoso y cerca de una ventana durante el periodo de conexión a Internet.
  • No permanecer más de 3/4 de hora realizando la misma actividad en redes sociales.
  • Descansar cada media hora cinco minutos para prevenir el exceso y síntomas de vista cansada o tensión muscular.
  • Realizar ejercicios cervicales y de extremidades superiores para destensar la musculatura promovida por una ausencia de cambio postular.
  • Cambiar de actividad frecuentemente aunque sea a través del ordenador. En este sentido, se puede realizar diversas actividades no vinculadas a las redes sociales como:
    • leer un libro.
    • Escuchar música.
    • Expresar sentimientos a través de la escritura.
    • Realizar actividades con otras personas de forma presencial o conversar.
    • Intentar buscar actividades lúdicas fuera del entorno virtual.
    • En el caso de estar todo el día en casa, es conveniente crear un horario con actividades diversificadas, donde las redes sociales ocupen un lugar espacial entre ellas en el tiempo.

Facebook